Tras la presentación de los nuevos iPhone y el Watch serie 4, Apple también ha aprovechado para anunciar la llegada de las nuevas versiones de dos de sus sistemas operativos. Todo el mundo podrá descargar iOS 12 a partir del 17 de septiembre, mientras que la distribución de macOS Mojave tendrá lugar el 24 de septiembre. Ambas versiones traen diversas modificaciones a las características del sistema operativo, aunque nada terriblemente rompedor.La mayor característica de Mojave es la inclusión de un tema oscuro para el sistema operativo, que se integrará en todas las aplicaciones, para aquellos que estén ya cansados de ver las barras en gris claro después de todos estos años. También es el principio del fin para las aplicaciones de 32 bits, ya que en la actualización del próximo año no funcionarán en macOS, si bien Mojave dará un aviso final de incompatibilidad. El objetivo es eliminar un compilador de 32 bits y mejorar la velocidad de macOS como ya ocurre en iOS, que no admite aplicaciones que no sean de 64 bits.
Apple ha puesto su atención en iOS 12 en mejorar el rendimiento del sistema operativo, sobre todo en los dispositivos más antiguos. Las aplicaciones arrancan un 40 % más rápido, el teclado funciona un 50 % más rápido, y la cámara se abre un 70 % más rápido. Puesto que se podrá instalar en un iPhone 5s de hace cinco años en adelante, es la empresa que tiene la mejor política de actualizaciones del panorama actual. Se incluyen mejoras de diseño, nuevos gestos, reorganización de las aplicaciones nativas de Apple, y muchos otros pequeños cambios, sobre todo en los planos de Siri y de la realidad aumentada.