julio 31, 2021

PANAMA BONITA

Pritti

Disney Research Studios propone un algoritmo para el intercambio de caras neuronales totalmente automático en imágenes y videos

Los deepfakes han sido objeto de críticas por parte de detractores, como Facebook y Twitter, quienes han implementado medidas para erradicarlos de sus plataformas, otros como Disney ha estado viendo en ellos una herramienta de gran utilidad para ser aprovechada e implementada en sus producciones.
En este sentidoDisney llevó a cabo un estudio dentro de sus laboratorios de investigación Disney Research en los cuales obtuvieron notables avances que marcarán el rumbo hacia un futuro, donde los deepfakes sean adoptados de forma amplia por el mundo del entretenimiento para el desarrollo de proyectos comerciales y series de televisión.

Además de Disney Research, en el estudio también estuvieron involucrados miembros de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (ETH Zúrich). Ambos equipos lograron incrementar la resolución de los resultados de un deepfake llevándola a un megapíxel, haciendo que la imagen obtenida tuviese un aspecto más nítido y detallado.
No obstante, pese a que aún el resultado no sea algo digno de usar en una película, los investigadores se muestran optimistas al considerar esto como un paso importante hacia el logro de ese objetivo, señalando como elemento determinante el uso de una fuente de imagen del rostro que sea de gran calidad y resolución.
Ya en el pasado Disney en conjunto con Lucasfilm habían recurrido al uso de deepfakes en las películas del universo Star Wars, Rogue One y The Rise of the Skywalker para mostrar en pantalla a la actriz Carrie Fisher interpretando una versión joven de la princesa Leia, haciendo lo mismo también con el actor Peter Cushing.
Cabe destacar que la realización de todo este procedimiento tuvo un alto costo, siendo esta la razón por la que Disney pretende, a través de este estudio, optimizar los deepfakes con el propósito de hacer de esta una técnica más rentable en términos de rapidez y economía.
Hasta el momento los deepfakes logrados han tenido una resolución ínfima, lo cual ha hecho que, si bien puedan presentar una buena calidad al ser apreciados en la pantalla de un smartphone o de una Tablet, al tratarse de un proyecto comercial a gran escala, el efecto no pueda ser replicado.
Y es que la intención de los investigadores no es solo implementar mejoras en aspectos como la nitidez, la fluidez y la estabilización de los rostros al superponerse con el original, sino también la de hacer que su resolución sea lo suficientemente apta para ser usada en el cine.
De acuerdo con el estudio, el esfuerzo de los investigadores ha hecho posible que las imágenes tengan una resolución 4 veces mayor. Sin embargo, el equipo no descansará en seguir mejorando este aspecto hasta llegar al punto en el que para el espectador sea difícil distinguir entre un rostro falso y uno real.
Si deseas obtener más información visita: studios.disneyresearch